Las causas de la enfermedad.

Identificar la causa del desequilibrio del paciente es una parte fundamental en la práctica de la Medicina Tradicional China. Es importante no considerar el actual desequilibrio como la causa de la enfermedad. Dicha causa debe encontrarse tanto en los hábitos dietéticos de la persona, como en su estilo de vida, hábitos de ejercicio o actividad, exposición a agentes tóxicos y patógenos del medio, etc. Únicamente identificando de manera correcta el origen del desequilibrio el médico podrá aconsejar al paciente sobre cómo evitarlo, disminuirlo y prevenir su reaparición. Hay que tener en cuenta que cualquier desequilibrio a largo plazo puede llegar a ser una causa de enfermedad.

La Medicina China pone énfasis en mantener el equilibrio como una clave para la salud: equilibrio entre trabajo/actividad y descanso, equilibrio en la dieta, equilibrio en la actividad sexual, equilibrio psico-emocional,equilibrio ante el mundo externo, etc. Éste equilibrio depende de cada persona, ya que cada uno tiene sus propias  condiciones particulares. Por tanto, no deberíamos tener la idea de un rígido e ideal estado de equilibrio al que cada paciente debería ajustarse. Es importante hacer un análisis en profundidad de la constitución de la persona y de sus condiciones físicas y mentales, y relacionar éstas con su dieta, su estilo de vida y las condiciones climáticas (adaptación al mundo externo). Nuestro estado de salud depende siempre en primera instancia de si tenemos una vida equilibrada o no en todos los aspectos, en lo que atañe al cuerpo, a la mente y a las emociones.

 

 

 

Envía un comentario